Logo Pippo Nuestras Instalaciones/Horarios Nuestros Profesionales Alimentación Relación Familia Escuela Actividades Complementarias Dónde estamos/Contacto

Olvidé mi contraseña

NUESTROS PROFESIONALES

Somos un Equipo de Profesionales que trabaja coordinadamente en las diferentes etapas y con absoluta implicación.
La formación continua nos permite estar en contacto directo con la realidad educativa y en constante evolución a través de Cursos, Congresos, Foros, etc.

Las funciones de cada persona que conforma el Equipo de la Escuela Infantil Pippo, contribuyen a un objetivo único y común: Proporcionar al niño un medio físico y social que estimule y permita un buen desarrollo, favoreciendo el aprendizaje y facilitando los refuerzos educativos necesarios para conseguir una maduración acorde con su momento evolutivo.

Con el fin de garantizar su pleno bienestar, la Escuela Infantil Pippo, también cuenta con Gabinetes Médico y Psicopedagógico, a través de los que trata de prevenir y detectar cualquier anomalía, así como de orientar a los padres ante las dificultades que pudieran presentarse, tanto en el campo de la salud como en el del desarrollo.

 

 

EQUIPO EDUCATIVO

Todo el equipo lleva a cabo su labor como personas responsables, respetuosas, pacientes, cariñosas, dinámicas, alegres y ofrecen una total confianza y profesionalidad tanto a los niños como a sus familias.

 

Almudena Sánchez de la Rica es Técnico Especialista en Jardín de Infancia, Máster en Psicomotricidad y en Atención Temprana, Fundadora de la Escuela Infantil Pippo de la que desde 1989 forma parte del Equipo Directivo, además de ser tutora del Primer Ciclo de Educación Infantil en distintas aulas a lo largo de su dilatada experiencia.

Para ella la relación Familia- Escuela es un elemento clave en esta etapa tan importante del desarrollo, por lo que también se encarga de coordinar diversas actividades encaminadas a trabajar directamente con los padres.

Ana Almería Antón desde siempre tuvo muy clara su vocación hacia el mundo de los niños. Por eso es Educadora Infantil.

Al terminar sus estudios comenzó a trabajar en Pippo (1989) donde reafirmó su vocación respecto a la educación de los más pequeños, adquiriendo una sólida experiencia que le ayuda a acompañarles en esta etapa tan importante de su desarrollo y a motivarse día a día con sus vivencias en el aula.

Para complementar su formación académica ha realizado numerosos cursos y asistido a Congresos (relacionados con la didáctica, el aprendizaje y la innovación educativa y otros más específicos como: la educación emocional, primeros auxilios básicos y avanzados, etc.) que le han ayudado en su vida profesional, por la que siente verdadera pasión.

Elisa Moreno López es Técnico en Educación Infantil y, desde 2004 en la Escuela Pippo, especialista en hacer disfrutar a los más pequeños, con grandes historias que hacen volar su imaginación, creando mundos en donde todo es posible.

 

 

 

Jenifer Ivanow Vásquez es Educadora Infantil y trabaja en Pippo desde el año 2006 (habiendo realizado las prácticas de sus estudios, precisamente, en la propia Escuela). Su motivación en el trabajo diario con los niños es conseguir que se diviertan y no dejar de aprender para poder brindar lo mejor de sí y alimentar la ilusión día a día.

 

 

Mamen Alonso Gigorro trabaja en la Escuela infantil Pippo desde el año 2008. Habitualmente, es educadora en el aula de 1-2 años, aunque también participa en los diferentes y muy variados talleres que se realizan en otras aulas.

Es Técnico Superior de Educación Infantil y cada año disfruta realizando diversos cursos y congresos con los que enriquece y renueva sus conocimientos.

Su dedicación a los niños siempre ha sido vocacional y se siente afortunada de poder ejercer esta maravillosa profesión.

Rocío Vivar Zamorano. Después de la realización de las prácticas correspondientes a su formación como Técnico especialista en Jardín de Infancia y trabajar en las escuelas infantiles de dos centros penitenciarios, donde adquirió gran experiencia personal y profesional, en el año 1992 comenzó a formar parte del equipo de Pippo. Desde entonces conserva la ilusión que le aporta su trabajo en el aula, transmitiendo con sus cuidados y afecto, confianza y seguridad a los bebés.

En sus propias palabras: "cada día es una emoción". Además "no hay dos niños iguales, así que cada curso es también diferente".

Carmen Lago Castillo. Es diplomada en Magisterio de Educación Primaria y Técnico superior en Educación Infantil. Después de la realización de sus prácticas en la propia Escuela Infantil Pippo, se incorporó al equipo al inicio de 2016. Durante varios años trabajó como monitora de Infantil en diferentes actividades en el colegio Claret, asociadas con el servicio de biblioteca matinal, comedor y patio. Su vocación hace que disfrute cada día con los niños.

 

Raquel Pérez Martín está licenciada en Psicología, es Especialista en Educación Infantil, Experta en Atención Temprana, Formadora de Masaje Infantil y Coach Psicológica. Su formación se centra en un mayor conocimiento del desarrollo infantil, en la vinculación entre padres e hijos y la interacción y colaboración entre padres y educadores-profesionales en la educación de los niños.

Durante años ha trabajado en escuelas infantiles asesorando a padres sobre crianza y educación; realizando evaluaciones y seguimiento del desarrollo evolutivo de los niños, de 0 a 3 años; y ha coordinado e impartido talleres de padres sobre muy diferentes temas relativos a la primera infancia.

También forma a padres en Estimulación Temprana, Masaje Infantil y Psicomotricidad en la fase de gateo, a través de cursos y talleres.

En su trabajo como Psicóloga Infantil siempre sigue una máxima: "trabajar cada día por y para los niños. Ellos son la prioridad. Disfruto contribuyendo al desarrollo de los niños y al aprendizaje de los padres, así como a la facilitación de una mayor vinculación padres-hijos que enriquezca la interacción y lleve armonía y felicidad a la familia".

GABINETE PSICOPEDAGÓGICO   

A través de este servicio, pedagoga y psicóloga tratan de que confluyan los principios metodológicos del Proyecto Educativo del Centro con la realidad educativa del mismo. Por ello su labor tiene una triple vertiente:

  • HACIA EL ALUMNO: (principal protagonista de PIPPO): realizando una valoración y seguimiento del desarrollo evolutivo de cada uno de nuestros alumnos, con el fin de que el trabajo con ellos sea más ajustado a su perfil individual y personal. A través de los datos objetivos se pretende conocer su realidad madurativa para potenciar un desarrollo integral, tanto desde la estimulación de sus capacidades, como desde la prevención de desajustes. El modo de actuación es tanto individual (aplicación de baterías y sesiones de trabajo) como colectivas (puesta en marcha de talleres, programación y participación en dinámicas y actividades de aula –escolares y extraescolares-,...)
  • HACIA LOS PADRES: la realización de encuentros y entrevistas con cada familia contribuye a la transmisión e intercambio de información directa y significativa de la evolución de nuestros alumnos. Además, animando a la participación de seminarios, reuniones colectivas, talleres de padres, etc. se pretende una implicación más explícita y directa con el Centro.
  • HACIA EL EQUIPO: la contribución y participación de la psicóloga y de la pedagoga tanto en la planificación de objetivos como en la evaluación y valoración de su seguimiento, facilita a las educadoras otro punto de vista sobre las rutinas y procesos educativos. Además, el trabajo coordinado con el Gabinete Médico, permite y favorece la prevención y detección precoz de anomalías en el desarrollo, con la consiguiente comunicación a las familias y derivación pertinente a los especialistas.

Celia Sanz López es licenciada en Psicología, con la especialidad Educativa, por la Universidad Complutense de Madrid. Aunque inició su carrera profesional en el campo de los Recursos Humanos en 1990 -faceta que sigue desarrollando- es en realidad el área de la Psicología Evolutiva y la Intervención Educativa donde ha profundizado a lo largo de su trayectoria laboral.

Forma parte del Gabinete de Orientación Psicopedagógica de la E. I. Pippo desde 1992, en la que apostando por la gran influencia que tienen las edades tempranas en el posterior desarrollo, tanto de capacidades intelectuales como en los perfiles de personalidad, lleva a cabo una labor activa tanto en análisis e intervención (a la hora de llevar a cabo evaluaciones y dinámicas de grupo) como en orientación y asesoramiento, trabajando codo con codo tanto con los miembros del equipo de la Escuela como directamente con las familias.

El hecho de tratar también a niños que se encuentran en niveles superiores al ciclo de Educación Infantil, ha contribuido a dinamizar su labor en la etapa de 0 a 6 años.

Esther Lucio Marino es maestra y licenciada en Ciencias de la Educación por la Universidad Complutense de Madrid.

Es una de las creadoras, promotoras y directoras de la Escuela Infantil Pippo, desde su inicio en 1989, aunque su vínculo con el mundo educativo es anterior.

Desde entonces ha escrito varios artículos pedagógicos y participado en infinidad de seminarios, encuentros y congresos educativos y ha visitado escuelas en diferentes países, para conocer distintos sistemas educativos, compartir experiencias con otros profesionales y enriquecer los métodos didácticos en la propia Escuela.

 

 

GABINETE MÉDICO   

El objetivo fundamental y prioritario del servicio médico en la Escuela Infantil Pippo es la promoción de la salud, previniendo la aparición, desarrollo o contagio de enfermedades.

Para lograrlo, el servicio médico organiza sus funciones con la siguiente estructura metodológica:

  • Continua transmisión de información de modo bidireccional con todo el personal de la escuela: dirección, servicio psicopedagógico, profesorado, cocinera y limpiadores.
  • Elaboración y seguimiento de normativa higiénico-sanitaria, adaptada a las peculiaridades de la escuela.
  • Detección precoz de cualquier anomalía en los niños y comunicación a las familias, con el objeto de informar al pediatra del niño.
  • Vigilancia permanente de la pulcritud, tanto de la higiene personal de niños y del personal, como de las instalaciones y materiales utilizados en la escuela.
  • Valoración, mediante el análisis de la sintomatología, de la posibilidad de contagio ante la aparición de brotes epidémicos, determinando el período de ausencia del niño a la escuela, así como los requisitos sanitarios para su regreso.
  • Elaboración de protocolos de actuación en caso de emergencia sanitaria.

Los criterios que rigen la actuación médico-sanitaria en la Escuela Infantil Pippo se basan en la relación próxima y en un marco afectivo que permita un acercamiento a la singularidad propia de cada niño.

Consejos sobre higiene y prevención

Antonio de Andrés Es licenciado en medicina y cirugía, especialista en pediatría y sus áreas específicas; ha sido colaborador docente de la unidad docente multiprofesional en atención familiar y comunitaria y ha colaborado con la Sociedad Española de Puericultura con cursos de puericultura para médicos de Atención primaria; ha publicado artículos científicos en revistas de pediatría. Acumula una dilatada experiencia en escuelas infantiles, impartiendo asistencia sanitaria, formando a profesores e impartiendo Escuela de padres.